WM Corporate - Español (Otros Países)

Jessie

Hacer una Diferencia

En Wood-Mizer, los trabajadores creen firmemente en hacer siempre lo correcto por los motivos adecuados. Desde los comienzos de la compañía, los accionistas de Wood-Mizer decidieron donar parte de los beneficios obtenidos de su actividad. Durante estos años, esa donación del 10% de los beneficios de Wood-Mizer consiguió ayudar a escuelas de Indiana y de lugares tan lejanos como África y la región del Pacífico Sur. A nivel local, la corporación contribuye cada año a realizar docenas de proyectos, como la construcción de un nuevo YMCA, la financiación de un servicio voluntario anti incendios, la ampliación de un campamento de la iglesia o el patrocinio de la orquesta sinfónica, el zoológico y los museos de Indianápolis, entre otras iniciativas. 

Wood-Mizer insta a sus empleados a realizar misiones en lugares donde la ayuda es más necesaria. La compañía asume el costo de gran parte de estos viajes y los compensa con días de vacaciones. Nuestros empleados altamente implicados visitaron Polonia, Haití, Honduras, Panamá, Ucrania, Brasil, Alaska y, más recientemente, Costa Rica. Y seguimos trabajando en otras muchas misiones.

"Cuando visitamos otro país, nuestro objetivo principal es ayudar a la misión anfitriona en todo lo que podamos", asegura Tammy Dickison, Director de Recursos Humanos de Wood-Mizer. "Las personas que poseen un talento especial, como educar, asesorar, trabajar con niños, soldar, trabajos mecánicos, carpintería, informática, aserrado, mantenimiento general o cualquier otra cosa, siempre tienen cabida. Cuando ves las necesidades de las personas de otros países consigues apreciar más lo que tienes".

 

Wood-Mizer destinó millones de dólares a financiar proyectos en países en vías de desarrollo y en áreas muy diversas:

  • Lucha contra el hambre y las enfermedades
  • Formación de jóvenes promesas
  • Construcción de iglesias
  • Excavación de pozos
  • Reforestación
  • Generación de empleo
  • Construcción de aeronaves y pistas de aterrizaje para misiones humanitarias
  • Envío de material de emergencia
  • Desarrollo de nuevas fuentes de alimentación
  • Evangelización de miles de personas.

Y lo que es más importante, ofrecimos nuestro corazón y brindamos esperanza a los niños de esas naciones.

La solidaridad se traduce en esperanza. Nuestras misiones son solo una de las formas en que tratamos de mejorar la vida de las personas de todo el mundo. Esto forma parte de la filosofía de Wood-Mizer.